Dr. Carlos del Valle: No es lo mismo tener medios para todos las audiencias que medios para todos los ciudadanos -31 Agosto 2018-.

enero 5, 2019

Carlos del Valle, Director del Doctorado en Comunicación UACh – UFRO, Post Doctorado en el Departamento de Comunicación de la Universidad de Oklahoma, Estados Unidos (2007). Doctor en Comunicación y Periodismo por la Universidad de Sevilla, España (2005), Diplomado en Estudios Avanzados, Área de Periodismo, por la Universidad de Sevilla, España (2004); Magíster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Frontera, Temuco, Chile (2001); Periodista y Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de La Frontera, Temuco, Chile (1998)

Carlos del Valle propone que los medios de comunicación en Latinoamérica en general, pero en Chile con mayor severidad, se estructuran de manera que favorecen la concentración no sólo de la propiedad, sino especialmente de los contenidos. Se trata de un problema planteado hace muchos años, pero sin que esta crítica logre mayor incidencia en la situación.

La ideología protagonizada por los dueños de los medios está claramente definida, más allá de la dicotomía izquierda y derecha, como una ideología empresarial  definida desde el neoliberalismo.

Desde esta definición, lo que los medios hacen es producir audiencias. La preocupación de los medios ciudadanos, comunitarios o populares por producir determinados contenidos o información se torna problemática, en tanto la ideología dominante insiste en fundamentar la sostenibilidad de cualquier medio de comunicación en las audiencias, expresadas como conglomerados de consumidores y no de ciudadanos.

En la actualidad la crisis de los medios es precisamente una crisis de audiencias. Los medios tienen problemas financieros o están cerrando  porque durante mucho tiempo sólo han construido relaciones económicas con sus públicos, despreciando cualquier potencialidad de relaciones sociales, políticas o culturales. Finalmente, es le mercado publicitario el único mediador entre los medios y sus públicos, determinando su sostenibilidad.

La garantía del pluralismo se reduce a la disponibilidad de medios para todas las audiencias, segmentando el público consumidor. Pero no asegura, desde el punto de vista de la producción, la dispinibilidad de medios para todos los grupos de ciudadanos. Confunde la libertad de expresión con la libertad de circulación de mercancías.

Hoy en día, los medios buscan respuestas para enfrenar la crisis de audiencia que reconocen arrastrar desde hace unos años. Pero hay quienes desde los medios comunitarios, ciudadanos y públicos han denunciado la crisis de producción desde hace décadas, sin mayor resultado. y lo complejo para la ciudadanía es que dada la articulación del Estado con el mercado, tan característica del modelo chileno, la crítica al modelo dominante se golpea con una muralla ideológica casi infranqueable.

COMENTARIOS